jueves, 28 de abril de 2011

Las sorpresas

No vienen al final de la recta. Vienen al doblar la esquina.

2 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Me hizo gracia tu texto...
Y como ya te dije, me guata leer frases cortas con tanto cuerpo.

Las sorpresas no avisan, no llaman a la puerta, no nos preparan, no dan morfina... así son...

Un abrazo gracias por tu visita, nos seguimos leyendo :) y compartimos :)

Pablo dijo...

Gracias Natalia, viniendo de ti es todo un Halago. Un beso muy fuerte